Calle Corrientes

Poema lunfardo

Música:

¡Linda calle Corrientes...!
Sos de todos y de nadie,
vas cruzando Buenos Aires
con tu ritmo diferente.
¡Segura, tranquilizante,
coqueta, vivaz, risueña,
como una piba porteña
que no ha cumplido los veinte!

Sos hija del Luna Park
con Avenida Madero
y te acunan los carteros,
frente al correo central.
Y después que te ajustás
el talle con Leandro Alem,
saltás del Jousten Hotel
¡a conquistar la ciudad!

Te paran en San Martín
silbando, los mensajeros,
y el seco repiqueteo
de máquinas de escribir.
Y te encontrás que al seguir
sobre tus hombros y hastío,
cae un mantón que el Tronío
te lo trajo de Madrid...

Y te parás en Florida
para ver que hay de nuevo;
si ves pasar un modelo
se lo copiás enseguida.
Y después, ya más tranquila,
cuando llegás a Maipú
recibís del Marabú
un tango de bienvenida.

Y ya más señora y dueña
sos Corrientes la que manda
y en la esquina de Esmeralda,
bajo las luces que sueñan,
presentás tu línea media:
Maipo, Odeón, Tabarís,
y me avisás si París
no pide la contraseña.

Mezclás escalera real
con generala servida,
Opera, Rex, pizzerías,
Obelisco y Diagonal;
bolero sentimental,
milonga con variaciones,
trajes con dos pantalones
y teatro Nacional.

Salpicás rotiserías
con cafecitos cortados,
del semillón de parado
al sundae con leche fría.
Saltás de peluquerías,
al criollo de Jacobo
que vende de sobretodos,
a perros de policía.

Corrientes, sos el pincel
que disimula pesares,
imán de los arrabales
que todos te quieren bien;
¿te acordás cuando Gardel,
tu morocho del Abasto,
encontraba entre canastos
su casa de Jean Jeaures?

Sos hija del Luna Park
con Avenida Madero,
te canto porque te quiero
banderín de mi ciudad.
Si tu punto terminal
es el mío... Chacarita...
donde un coro de floristas
nos cantan el funeral.

¿Qué opina de este tema?

Ingrese para comentar
0
Gosto muito da versão só recitada, não sei o nome da vóz notável que diz o poema. Resume num só tempo a magia de B. Aires eterna