Roberto Guisado

Nome verdadeiro: Guisado, Roberto Eugenio
Pseudônimo: Tierrita
Violinista y compositor
(15 novembro 1909 - 4 agosto 1975)
Local de nascimento:
Ituzaingó (Buenos Aires) Argentina
Por
Héctor López
| Néstor Pinsón

ació en Ituzaingó, provincia de Buenos Aires, a pocos kilómetros de la Capital Federal. La tía Felipa fue quien lo inició en los primeros secretos del violín, que fue perfeccionando con el maestro Marcos Sadovsky. Fueron condiscípulos suyos, Raúl Kaplún, Mauricio Mise y Jacobo Dojman. Siendo ya un profesional, realizó un curso con el profesor José María Ramos Mejía.

Desde el arco de su violín ofreció siempre una clara expresión tanguera. Un sonido algo pastoso y al mismo tiempo con vibrato largo, a lo Vardaro, y cadencias que caían con el llanto gangoso, a lo De Caro. Y Tierrita lograba a su vez, soltar su identidad, la misma que por más de treinta años, aportó climas en las cuerdas que arrastraba en la orquesta de Carlos Di Sarli. Juntos lograron la unidad colora, expresiva, justa para que identifiquemos siempre el toque orquestal, el estilo del grupo conducido por el maestro bahiense.

Era un hombre de rostro muy acriollado, de piel morena clara, labios un poco gruesos, fuera del escenario aflojaba sus fibras y resultaba ser un personaje de lúcido humor para las observaciones del momento y para cantar en su violín cualquier melodía popular, ya fuera un tango, una zamba o un tema internacional romántico. Así se lo podía descubrir también en sus ensayos previos a cada actuación, cuidando la soltura de sus dedos, el ajuste de la afinación (que siempre surgía perfecta) y por sobre todo le interesaba la cálida expresión sonora.

Comenzó en 1924, en el Café Marinoli, con un cuarteto dirigido por un pianista de apellido Famá. En 1925, fue su debut en radio, en una de las pioneras: LOY Radio Nacional Estación Flores, de la calle Boyacá, en el conjunto de Adolfo Pérez. En 1927, estuvo con José Servidio en el Café Nacional.

El 20 de octubre de 1929, fue su debut en el sexteto de Carlos Di Sarli a quien nunca abandonó salvo para cumplir, en los tiempos libres, algunos otros compromisos que intentaremos recordar. A su ingreso, el sexteto estaba formado por: César Ginzo y Tito Landó (bandoneones), Guisado y Héctor Lefalle (violines), Domingo Capurro (contrabajo) y Di Sarli (piano). Su primera grabación fue el 28 de ese mes: “Che bacana”.

En 1933, acompañó desde un quinteto al cantor Roberto Arrieta. Al año siguiente, integró el trío típico de Andrés Falgás, que respaldaba sus canciones por Radio Stentor. En 1935, se produjo la rebelión en la orquesta de Di Sarli y éste se alejó de la música por un tiempo; con Ricardo Canataro al piano se creó la Orquesta Típica Novel y allí estuvo Tierrita.

En 1936, se alistó en la formación de Miguel Padula que actuaba en Radio Belgrano. La orquesta Novel invitó a Di Sarli para que ocupe su piano pero como un instrumentista más. Pero por propio peso, el creador de “Milonguero viejo (Fresedo)” fue designado director de la misma y, en 1940, formó una nueva orquesta que disolvió en 1948 y que luego reorganizó en 1951.

En 1947, Roberto Guisado estaba en la fila de violines de la orquesta de Héctor Artola que se presentaba en Radio Splendid con los vocalistas Ruth Durante y Carlos Yanel (Siro San Román). En 1950, tocó con Florindo Sassone; en 1951 con Joaquín Do Reyes en el Cabaret Empire. En 1956, se alejó de Di Sarli —pues todos sus músicos lo abandonaron— y adhiere a la creación de Los Señores del Tango. Se presentaron en Radio Belgrano. Pero vuelve con el maestro y permanece a su lado hasta su última formación en 1958.

Ya fallecido don Carlos, formó parte del Cuarteto Los Porteñitos y grabó varios larga duración para el sello Philips. En 1962, participó en la formación de Enrique Alessio, para el disco de José Berón, en Odeon. El 24 de noviembre de ese año partió a Japón con Sassone donde permanecieron veinte días.

Un año después, encabezó la fila de violines de Joaquín Do Reyes en Radio El Mundo y para unas grabaciones. También registró temas en 1965, con Mario Demarco y en 1968 grabó y actuó en Canal 7 con el Octeto Marabú. Más tarde, tocó en el recordado Caño 14.

En 1970, integró el quinteto de Artola para acompañar al cantor Héctor Ortiz. Colaboró con la orquesta de Miguel Nijensohn grabando para el sello Chopin y, en 1972, integró un cuarteto para acompañar en Caño 14 a Blanca Mooney. Fue violinista de refuerzo en grabaciones de las orquestas de Osvaldo Fresedo y José Basso.

Como compositor, entre otros títulos se destacan: “Tres veces” —con letra de Hipólito Oneca—, “Mimito”, “Camino de la iglesia” (vals) —con Roberto Fermín Torres—, “Nuestro sueño” —con Julio Camilloni— y “El mangrullo” con Felipe Villa.

Nélida Rouchetto cuenta su experiencia, a partir de 1969, cuando Guisado estaba en Caño 14 junto a Héctor Stamponi (piano), Atilio Del Corral (bandoneón) y Fernando Romano (contrabajo): «Iba todas las semanas pero a primera hora, a las diez de la noche, cuando todavía casi no había público y podía escuchar los mejores tangos sentada en primera fila y pidiéndoles los tangos de mi gusto que tocaban de memoria, sin partitura. “Romance y tango” (Stamponi), “Pensativo” (Máximo Mori), “El mangrullo”, “Gallo ciego” con arreglo de Mario Demarco, “La cachila”. A veces agregaba “Mi changuito”. Comenzaba a ingresar el público que conversaba en voz alta sin prestar atención. Entonces los cuatro músicos, con previo acuerdo, ignoraban ya mis pedidos y largaban con “El amanecer”, era un código entre nosotros y el público se iba callando, no por atención a la música, sino a Guisado que con picardía jugaba con el arco en la parte del canto de los pájaros e introducía sin apartarse de la melodía el canturreo del “Bicho feo” repetido tres veces. Entonces Guisado o Stamponi me decían: «No pidas más que ya llegó la gilada y yo, ya corría por la escalera alfombrada que daba a la calle».