Enrique Dizeo

Nome verdadeiro: Dizeo, Enrique
Pseudônimo: Ozedi
Letrista
(26 julho 1893 - 6 maio 1980)
Local de nascimento:
Buenos Aires Argentina
Por
Orlando del Greco

nicióse artísticamente en el conjunto carnavalesco Los Hermanos Facha Brutta y en el cancionero debutó en 1920 con “Romántico bulincito” tango musicado por Augusto Gentile que tuvo buena acogida por parte del público.

Luego su producción se hizo copiosa llegando a una cantidad poco conocida en el ambiente de la musa ciudadana, obteniendo en ella éxitos perdurables, tal el caso de su tango “Andate con la otra”, con música de Carlos Vicente Geroni Flores, que creara Azucena Maizani y es su canción más famosa.

Otros sucesos fueron “Tiburón” (con Pollero-D'Abbraccio), “El encopao” (con Pugliese), “Tiene razón amigazo” (con Calabró), “Melancólica casita” (con Flores), “Que nadie sepa mi sufrir” (vals peruano, con Cabral), “No es más que yo” (con Mandarino), “Más solo que nunca” (con Leone), “Volvé a mi lado” (con Cobián), “Así no puedo vivir” (con Mocciola), “Cobrate y dame el vuelto” (milonga, con Caló), “No me dejes” (con Pollero), “Gurrumina” (con Polito), amén de aquellos tangos que le grabó Carlos Gardel con quien intimó por 1923 al grabarle el cantor “Viejecita mía” con música de Carlos Marcucci.

Al estrechar la amistad con el gran intérprete años después, éste le lleva a la cera del disco diez tangos más: “A medianoche” y “Copen la banca” con músicas de Juan Maglio (Pacho); “Maniquí” con la del citado Flores; “Jirón de pampa” con la de Pascual Mazzeo; “Pan comido” con la de Ismael Gómez; “Echaste buena” con la de Eduardo Bonessi; “Qué se vayan” con la de Francisco Canesa; “Primero campaneala”, “Tan grande y tan zonzo” y “Qué fenómeno” con músicas de Anselmo Aieta.

«Lo conocí en el Café de los Angelitos de Rivadavia y Rincón, —dijo hablando de Gardel— cuando le llevé “Viejecita mía”. Le estaba enseñando a jugar al billar a dos galleguitos, y a la gauchada sincera no le faltaba un poco de picardía criolla. Tiempo después al llevarle “A medianoche” me llamó y medio al oído me preguntó: «Decíme; ¿qué carajo quiere decir silente?» Me vi obligado a aclararle, demostrando con ello Carlitos lo macanudo y sencillo que era...»

«Si me parece verlo... Con esa estampa tan gallarda y sencilla a la vez... Si me parece oírlo, en cualquiera de esas tardes que veníamos caminando desde la Nacional donde él grababa, hasta Corrientes. ¡Quién le va a igualar la pinta, la voz, la sonrisa y, mucho menos, el alma! El tenía todo lo que le hace falta para ser tango y de ahí que se haga difícil pensar que en este siglo, por lo menos, aparezca alguien que le haga sombra. Es como decir que se quedó con lo mejor de Buenos Aires».

Dizeo nació en Buenos Aires (San Cristóbal) el 26 de julio de 1893 y allí falleció el 6 de mayo de 1980.