Los Creadores
   
  Las Historias
   
  La Biblioteca
   
  Carlos Gardel
  La Música
  La Comunidad
   
Go to site in English Ir a la página inicial

Poetas
Juan Viladomat
Por Jaume Collell
Compositor
(8 de febrero de 1885 - 19 de diciembre de 1940)
Nombre completo: Joan Viladomat i Massanas

Más de Viladomat:

ste músico nace en Manlleu, Cataluña (España), un pueblo de raigambre industrial. Hijo de un barbero y hermano mayor del escultor Josep Viladomat; con quince años toca en la banda municipal.

Es autor de “Fumando espero”, estrenado en 1923 y publicado en Buenos Aires en 1928, en la revista El Alma Que Canta. Se trata del primer tango que viaja inusualmente de Europa a Sudamérica, pero no el único del compositor, puesto que entre su dilatada producción destacan “Celos no!”, “Julieta” (Mi primer tango), con el que gana un premio en el concurso que convoca la revista Vida Gráfica en 1925, “Tango prohibido”, “El tango de la mandra”, con letra de Amichatis, “Al Sena”, éxito de Pilar Alonso, “Nubes de opio”, “Vuelve a mí”, “La canción de Margot”, “Mina divina”, “Vuelve”, “Por ti”, “Mi locura”.

Viladomat cursa estudios en el seminario de Vic, el conservatorio del Liceo de Barcelona y, según cita la enciclopedia Espasa, perfecciona estudios en París.

Se casa con una vendedora de tabaco del pueblo (toda una premonición para el compositor que dedicaría su tango más famoso al cigarrilo) y se instala en el Paralelo de Barcelona donde abre una Academia de Varietés. Se rodea de un entramado de músicos, copistas, letristas, tonadilleras y empresarios con los cuales nace una auténtica industria del cuplé, bajo la etiqueta irónica de “género ínfimo”. Así es autor y coautor de unos treinta títulos entre zarzuelas y revistas.

El “Fox-trot de las campanas”, publicado por la editorial alemana Bote & Bock, triunfa en los cabarets alemanes de entreguerras, éxito que se repite con el cuplé “El Regreso” en los bulevares del Sena en los años veinte, tras ser publicado por Editions Francis Salabert en París. La sardana “Catalunya plora”, dedicada a la muerte del poeta Ángel Guimerá, no ha dejado de sonar en Cataluña hasta la actualidad, tal como el popularísimo “El vestir de Pasqual”.

En 1926, se hacen más de 500 funciones del cuadro lírico “El tango de la cocaína”, en el teatro Victoria de Barcelona. El legado de Viladomat contiene centenares de títulos, manuscritos e impresos, y unas veinte grabaciones en discos de pizarra.

Pero sin duda “Fumando espero”, con letra de Félix Garzo, es su mayor éxito en el género y ha sido objeto de decenas y decenas de versiones.

Se estrena en 1923 dentro de la revista La Nueva España, con música de Viladomat y Vicente Pastallé. En 1926 lo graba por primera vez, en disco de piedra, Ramoncita Rovira. Está presente también en discos de Rosita Quiroga, Ignacio Corsini, Argentino Ledesma, Roberto Firpo, Carlos Dante con Alfredo de Angelis, Libertad Lamarque con Víctor Buchino, Héctor Varela, Carlos Acuña, La Bella Dorita, Imperio Argentina, Pilar Arcos y Mary Santpere, entre otros.

Donde adquiere mayor relieve es en la película “El último cuplé”, récord de recaudación en 1957, cantada por Sara Montiel que la incorpora a su repertorio. En Argentina lo introduce el grupo Los Mexicanos. El tango sigue acumulando versiones por Europa, América y Asia. Así, donde sigue siendo más aclamado es en Argentina, pero su eco, según la recaudación de la Sociedad de Autores, se repite año tras año en países tan distintos como Chile, Francia, Colombia, Estados Unidos, Brasil, Canadá, Reino Unido, Serbia, Holanda, Portugal, Ecuador, Bélgica, Suiza, Dinamarca, Venezuela, Finlandia, Uruguay, México, Alemania, Bolivia, Turquía y Japón, entre otros.

Fuentes:
- Archivo familiar del compositor.
- Testimonio oral de Maria Rosa Viladomat, nieta del músico.
- Grané, Marta: Joan Viladomat, del carrer del pont al Paral·lel. Collell, Jaume. Viladomat, Buenos Aires, Berlín. Manlleu, músics del XX, Museu de Manlleu 1992.
- Collell, Jaume: Viladomat o la indústria del cuplet. Revista l’Avenç enero 2011, pàg 64-67.