Por
Jorge Palacio (Faruk)
| Néstor Pinsón

Orquestra Típica Alfredo De Angelis

espués de haber transitado por varios conjuntos, el bandoneonista Daniel Alvarez (Sardina), le propuso a Alfredo De Angelis formar una orquesta bajo la dirección de ambos. Así nació, en febrero de 1936, la Orquesta Típica Álvarez-De Angelis, que ocupó el palco del Café Germinal durante más de un año. Luego, emprendieron una gira por el interior del país y, al final de la misma, cada uno siguió su camino.



Entonces, De Angelis se incorporó como pianista de la Orquesta Los Mendocinos, dirigida por Francisco Lauro, pero al poco tiempo, diversas circunstancias, entre ellas la carencia de propuestas de trabajo, llevaron al pianista a aceptar el ofrecimiento del representante para que fuera él quien la dirigiera. Este fue el origen de su primera orquesta, con los mismos componentes y que, a partir de ese instante y para siempre, dirigió desde el piano. Esta orquesta tuvo la especial característica, a diferencia de otras que, en el transcurso de su trayectoria, experimentó pocos cambios en su integración.

1941. Debuta en el Cabaret Marabú. Carlos Cubría, Eduardo Talián, Guillermo Vilar y Alfredo Dafuncio (bandoneones); Wenceslao Cinosi, Ángel Vilar, Hamlet Cicero e Hipólito Caron (violines); Hugo Besnatti (contrabajo). Cantor: Héctor Morea, que no llegó a grabar.

1942/1955. Carlos Cubría, Eduardo Talián, Guillermo Vilar, Alfredo Dafuncio y Jorge Musante (bandoneones); Wenceslao Cinosi, Ángel Vilar, Hamlet Cicero e Hipólito Caron, algunas veces, Ángel Bodas (violines); Hugo Besnatti (contrabajo). Cantor: Héctor Morea, remplazado en 1943 por Floreal Ruiz y Julio Martel, glosador: Néstor Rodi hasta mediados del año siguiente. En 1944, cantores Martel y Carlos Dante. En 1951, Dante y Oscar Larroca.

1956/1961. Juan Miguel Rodríguez (Toto), Carlos Cubría, Américo Pinelli, Guillermo Vilar y Alfredo Dafuncio (bandoneones); Víctor Braña, Wenceslao Cinosi, Hipólito Caron y Ángel Vilar (violines); Hugo Besnatti (contrabajo). Cantores: Dante y Oscar Larroca. En 1958, Larroca y Juan Carlos Godoy. Luego, Godoy y Roberto Florio. En 1959, Godoy y Lalo Martel.

1962/67. Luis Stazo, Carlos Cubría, Américo Pinelli y Guillermo Vilar (bandoneones); Wenceslao Cinosi, Ángel Vilar, Hipólito Caron, Germán Ojeda y Hamlet Cicero (violines); Hugo Besnatti (contrabajo). Cantores: Godoy y Lalo Martel, en 1963, Godoy y Roberto Mancini y, a mediados del 1964, Carlos Aguirre y Alberto Cuello.

1968/1976. Osvaldo Rizzo (Pichuquito), Alfredo Dafuncio, Carlos Cubría y Américo Pinelli (bandoneones); Wenceslao Cinosi, Simón Broitman, Ángel Vilar y German Ojeda (violines); Hugo Besnatti (contrabajo). Cantores: Carlos Aguirre y Alberto Cuello. A partir de junio de 1969, Aguirre y Julián Rosales.



1977/1979. Carlos Cubría, Américo Pinelli, Julio Pizzorni y Benigno Noval (bandoneones); Wenceslao Cinosi, Ángel Vilar, Simón Broitman —luego remplazado por Eugenio Nápoli— y Germán Ojeda (violines); Hugo Besnatti (contrabajo). Cantores: Rubén Améndola y Gigí De Angelis.

En enero de 1977, se despidió del sello Odeon y retornó al disco con De Angelis en el 80 en Microfón, con 10 temas. El director (piano); Ángel Di Giovanni, Nicolás Paracino, Oscar Barrios y Héctor Silva (bandoneones); Eduardo Massara, Rodolfo Defino, Miguel Taboada y Luis Paz (violines); Mario Montagna (contrabajo); Gigí De Angelis (órgano eléctrico Farsisa). Cantores: Carlos Boledi y Gigí De Angelis.

En 1982, para festejar sus cincuenta años con el tango, un nuevo disco con 10 temas, en el sello Columbia. Intervienen como cantores invitados: Jorge Guillermo, Marcelo Biondini, Rubén Linares, Ricardo Chiqui Pereyra, Hernán Salinas y su hija Gigí, quien además, en varios temas hace dúo de pianos con su padre.

En 1985, otro disco para Columbia, también con 10 temas. Cantores: Gigí, Rubén Linares y Marcelo Biondini.

En los últimos años, para algunas presentaciones, reunió a varios músicos, entre ellos: Jorge Ricciardi, Santos Maggi, Oscar Barrios, Pedro Mayo y José Zeni (bandoneones); Oscar Suárez (violín); Mario Montagna (contrabajo). Y como cantores, además de su hija Gigí y Rubén Linares, a Eduardo Fratta, su último vocalista.