Por
Néstor Pinsón

Orquestra Típica Pedro Maffia

n noviembre de 1926, Pedro Maffia dejó el sexteto de Julio De Caro y formó su primera orquesta, en realidad un sexteto: Alfredo De Franco y el director (bandoneones), Elvino Vardaro y Cayetano Puglisi —luego Emilio Puglisi y Carlos Campanone— (violines), Osvaldo Pugliese (piano) y Francisco De Lorenzo (contrabajo). El debut se produjo el 1 de diciembre en el Café Colón, de la Avenida de Mayo 999, esquina Bernardo de Irigoyen, entonces llamada Buen Orden.

En 1927, para los bailes de carnaval en el Centro Eslavo, agregó más músicos. Se sumaron Sebastián Piana (piano), Alberto Cima y Francisco Requena (bandoneones), Eugenio Nobile y Remo Bernasconi (violines). Se presentan en el escenario del Cine Electric ubicado en la calle Lavalle 836. José Pascual remplaza a Pugliese.



En 1928, durante los carnavales, se presentó en el Teatro San Martín, de Esmeralda 233 y en el Cine Metropol (después Atlas), de Lavalle 869.

En 1929, se produjeron algunos cambios. Pasa José Pascual al piano, siguieron Eugenio Nobile, Carlos Campanone y Emilio Puglisi en violines; se agregó Héctor Presas (segundo bandoneón); Francisco De Lorenzo (contrabajo) y un nuevo instrumento, Nerón Ferrazzano en violonchelo). Esto último, para reforzar las cuerdas porque comenzaron las grabaciones para el sello Brunswick. Se presentaron en el Cine Hindú, de Lavalle 842 y, en los carnavales, en el Teatro Nuevo de la calle Corrientes 1530.

En 1930, reorganizó la orquesta. Maffia, Gabriel Clausi, Alejandro Junnissi (bandoneones); Antonio Rodio, Emilio Puglisi y José Abbati (violines); Lalo Scalise (piano) los cambios los hacía José Pascual; Nerón Ferrazzano (cello) y Francisco De Lorenzo (contrabajo). Por un breve lapso Francisco Fiorentino se incorporó a la fila de bandoneones pero, por pedido de Maffia, pasó a ser el estribillista en algunas grabaciones. Actuaron en la glorieta Río de la Plata, de Avenida San Martín y Parral (hoy Honorio Pueyrredón), y también, en el Teatro Argentino, (según me manifestó, personalmente, Gabriel Clausi).



En 1931, se reincorporó Alfredo De Franco (bandoneón) y los pianistas eran Sebastián Piana y Vicente Demarco, y el prestigioso maestro Juan Francisco Giacobe como arreglador. Actuaron en el Teatro San Martín y realizaron una gira a la Provincia de Córdoba. En Buenos Aires se presentaron en el Cabaret Pelikán, de la calle Montevideo .Aquí, Maffia exhumó un viejo tango de Peregrino Paulos, “El 6º del R.2” que, cuando tuvo letra, se transformó en “Inspiración”.

En febrero de 1933, el diario Crítica organizó un concurso de orquestas en el Luna Park. La orquesta se presentó con: Clausi, Roberto Dolard, Juan Liguori y el director (bandoneones); Antonio Rodio, Pablo De Martino y Juan José Gallastegui (violines); Lalo Scalise (piano); Francisco De Lorenzo (contrabajo).

En mayo de 1934, una nueva formación: Pedro Maffia, Carlos Demaría, Héctor Presas y Ángel Maffia (bandoneones); Nerón Ferrazzano (cello); Tito Besprován y Unamuno (violines); Juan Trombino (piano); Francisco De Lorenzo (contrabajo).

En 1935 se incorporaron Salvador Caló (piano), Abraham Levinson y Leo Lipesker (violines), Santos Lipesker (clarinete) y Miguel Jurado (bandoneón). Fue época de radio, grabaciones y una gira a Chile. Al año siguiente Jaime Gosis remplazó en el piano a Salvador Caló.

En 1939 formó un sexteto. Maffia y Carlos Lazzari (bandoneones); Oscar Herrero (violín); Santos Lipesker (clarinete); Carlos Parodi (piano) y Alfredo Corletto (contrabajo).

En 1941, se presentó en LR3 Radio Belgrano con un cuarteto, que completaban Abel Fleury (guitarra), Sebastián Piana (piano) y Alfredo Corleto (contrabajo).

En 1945, una nueva orquesta: Maffia, Alfredo Cordisco, Pascual Mamone y Torterolo (bandoneones); Elvino Vardaro, Ríspoli, Bautista Huerta y Pedro Sapochnik (violines); Lalo Scalise (piano) y Enrique Marcheto (contrabajo).



En 1948, Maffia decidió abandonar la carrera musical y dedicarse al comercio. Instaló una joyería y relojería (Sarmiento 1186). Fue un fracaso -como años atrás había ocurrido con su Cabaret Montecarlo-, y desapareció de la escena hasta 1952.

En 1959, por iniciativa del cantor Alberto Gómez, armó una nueva orquesta. Los componentes: Maffia, Gabriel Clausi, Cayetano Cámara y Ernesto Baffa (bandoneones); Elvino Vardaro, José Nieso, Aquiles Aguilar y Domingo Mancuso (violines); Enrique Munné (piano) y Enrique Marchetto (contrabajo); cantor Alberto Gómez. Llevó al disco: “La mariposa”, “Adiós pampa mía”, “Milonga que peina canas”, “Orgullo tanguero”, “Duelo criollo” y “Nocturno a Rosario”.

En 1963, un nuevo disco con sólo seis temas y la voz de Eduardo Ponce. Y el mismo año, para un breve ciclo en Radio Splendid, formó su última orquesta. Los componentes: Maffia, Pedro Vidaurre, Roberto Pérez Prechi, Aníbal Appendino y Armando Rodríguez “El Japonés” (bandoneones); Osvaldo Monterde, Carmelo Cavallaro, Claudio González, Nito Farace y Emilio González (violines); Norberto Ramos (piano) y Enrique Marchetto (contrabajo).

Fueron sus vocalistas que llegaron al disco: Luis Díaz, Carlos Viván, Roberto Maida, Francisco Fiorentino, Pedro Lauga, Rafael Cisca, Mariano Balcarce, Félix Gutiérrez, Martín Podestá, Alberto Gómez, Eduardo Ponce y Carlos Solari.

También pasaron por sus conjuntos: Ernesto Famá, Alberto Echagüe, Aldo Campoamor, Jorge del Prado, Héctor Pacheco, Jorge Peyró, Maruja Piana, Elena Piana, Roberto Arrieta, Héctor Alvarado, Miguel Montero y Roberto Cortez, sin registros.

Y en 1965, llego el final; un dúo con José Canet, junto a Julián Centeya -que ponía su voz en las glosas y poemas- y el cantor Carlos Solari, para su última producción discográfica en el sello Editorial Musical Literaria, con 14 registros, en los que Maffia interpreta seis solos de bandoneón y estrena su última composición, “Heliotropo”.

Sus primeros registros son de la era acústica, cuatro temas a dúo con Pedro Laurenz y los otros dos, con Ciriaco Ortiz que el sello Odeon finalmente no editó. Por breve tiempo también, integró una orquesta suya, un sobrino también bandoneonista, Mario Maffia.

Entre sus solos de bandoneón y lo grabado con sus formaciones, Pedro Maffia realizó 194 registros fonográficos; el primero, “Julián”, en julio de 1925, para el sello Victor; el último, “Se muere de amor”, en 1965 para Editorial Musical Literaria.