TEMAS AQUÍ MENCIONADOS
Por
Lydia Orsi

García Blaya - Todo Tango en "Buenos Aires Cultural", la revista del Tortoni

os dice Ricardo García Blaya: «A diferencia de otros medios tradicionales, para los medios digitales resulta un desafío mayor poder generar emociones.»

HABLEMOS DE TANGO
Hablar de Tango es introducirse en Buenos Aires, en la voz y la sonrisa gardeleanas. Hablar de Tango es vibrar con golpes de tambor afro y con negros cuerpos bailando el Candombe. Hablar de Tango es penetrar en una cantina de puerto viviendo el abrazo de un marinero cubano que estrecha la ondulante cintura de una criolla, al son de la habanera.

Hablar de Tango es acompañar al bandoneón en un increíble viaje desde el suburbio al centro, desde el suburbio a París.

Hablar de Tango es comprender lo profundo de sus letras, es bailar lo intenso de sus compases («mestura» de habanera con candombe, de milonga con fandango).

Hablar de Tango es fundirse en un hechizo compartido con todos aquéllos que con su sensibilidad nos hacen decir: EL TANGO ES HOY.

HABLEMOS DE TODOTANGO.COM
Y compartimos el hechizo del tango con el abogado Ricardo García Blaya, director responsable de www.todotango.com, autor del libro Tango en Buenos Aires y Tango Argentino. Memoria y testimonio, colaborador en distintas revistas, conductor y productor de programas radiales, poseedor de 40.000 grabaciones de tango digitalizadas.

Para acercarse al universo tanguero se necesitan dos condiciones: saber y amar como en la relación enseñar-aprender.

De las palabras del entrevistado surgirán su conocimiento y su pasión tanguera: conceptos, guiños, recovecos, detalles del que ha ahondado, profundidad conceptual dicha con sencillez académica y sobrevolando, la vehemencia del que cree en su labor y la ama. Por él hablará su accionar.

El sitio todotango.com es su obra consagratoria: el archivo multimedia sobre tango más completo y visitado del mundo.



¿Qué ofrece?
Contenidos con calidad de estilo, con precisión histórica y con selección de temas y protagonistas.

Estos contenidos incluyen todas las etapas del tango en las que emergen historias, producciones artísticas, crónicas, fotografías, letras, partituras y entre otros varios: grabaciones completas.

Los textos pertenecen a los más importantes escritores del género: periodistas, historiadores, músicos y más de 80 colaboradores fijos.

Cada pieza es editada especialmente para un público especial.

Para los que se asoman a la ventana tanguera, es interesante informarles que los esperan 1.500 temas para escuchar online, más de 4.500 letras, 1.400 partituras, 2.500 artículos.

En resumen, Todo Tango" incluye al Tango Transgresor, al Tango Testimonial, al Tango Triunfante.

¿Para quiénes ofrece?
Los visitantes son recurrentes porque los contenidos se actualizan desde hace 12 años ininterrumpidos.

Se acerca masivamente la comunidad hispanohablante y muy importante: aquéllos en desarraigo que necesitan contactarse con sus raíces.

Es sorprendente la participación de comunidades que hablan otras lenguas.

Cuando el turista llega a Buenos Aires, ya conoce al detalle, por el sitio, la «movida tanguera» de esta ciudad.

200.000 usuarios están registrados y en los últimos años, se han hecho 300.000 envíos de variados materiales.

El directorio tiene más de 1.000 vínculos con otros sitios del género.

El foro La Mesa del Café es uno de los pilares de esta interactividad; ya lleva acumulados cientos de mensajes.

¿Cómo ofrece?
Para establecer la interactividad, el sitio todotango.com posee un sistema basado en una compleja base de datos de última generación que permite manejar información en forma simultánea; esto logra que los visitantes puedan relacionarse entre ellos y con el sitio.

¿Para qué la oferta?
Para generar fuertes emociones en los visitantes mediante una extensiva provisión de contenidos multimedia.

El visitante se emociona porque sus preferencias se dan en múltiples formatos: audio, video, imagen, texto... Puede ver a Carlos Gardel cantar en sus películas, puede interpretar en su instrumento alguna de las 1.500 partituras disponibles. Es un trabajo concretado con capacidad, discernimiento y mucha devoción tanguera.

La emoción como herramienta convierte al sitio en un medio propicio para transmitir y recibir mensajes. Los visitantes dicen de su agradecimiento y expresan la profundidad de sus sentimientos.

Este archivo, único del género por sus contenidos y la forma de hacerlos conocer atrae, genera curiosidad, despierta el interés internacional, cosecha reconocimientos y rescata del olvido a los pioneros del tango.

Puerta de acceso para los que se inician y para los están dentro del fenómeno tango, punto de referencia obligado.

Se logra una comunidad virtual con fuerte sentido de pertenencia y estrecho lazos entre los componentes.

Desde el conocimiento y la emoción www.todotango.com te espera para que ingreses a ese mundo tan particular que anticiparon Arolas, Bardi, Cobián a quienes suele nombrar como referentes su director, Ricardo García Blaya.

Dos anécdotas:
1. Un usuario de Colombia, frecuente visitante del sitio, nos solicitó vía correo electrónico, que le mandáramos un tema para un amigo viudo que estaba agonizando y que quería escuchar antes de morir, el tango “Estás conmigo”, de Carlos Lazzari con versos de Carlos Bahr. Decía que fue el último tango que había escuchado junto a su mujer en su lecho de enferma antes de que ella partiera. Le mandamos la única versión que teníamos por Juan D’Arienzo con el cantor Armando Laborde. Esto fue en febrero del 2002. A principios de marzo recibimos una respuesta agradeciendo e informándonos que el amigo pudo escuchar el tema y, horas más tarde, falleció. Llegamos justo.

2. Otro usuario, un argentino residente en Málaga y difusor radial, nos pidió “Copetín vos sos mi hermano” por Carlos Gardel. Era para un viejito andaluz que estaba internado en el hospital y que le contó que el propio Gardel le había regalado el disco, en una promoción que hacía el cantor cuando finalizaba sus recitales en Barcelona. El hombre que era muy pobre estaba en el hall y no había podido entrar al espectáculo pero se llevó su disco como un tesoro, que guardó en el ropero sin poder escucharlo porque no tenía tocadiscos. La guerra civil destruyó su casa y por consiguiente, perdió el disco. Se lo mandamos también y al tiempo, nos respondió que el hombre no hacía otra cosa que escuchar el tango todo el día. Las enfermeras, los médicos y otros internados se habían aprendido la letra de tanto escucharlo y le pedían que por favor se llevara el disco.

© Lydia Orsi, para Buenos Aires Cultural, Año 14, nº 178, 2ª época, marzo de 2011. Declarada de interés turísitico por la Subsecretaría de Turismo del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Foto de tapa: Rubén Landolfi. Salón auditorio de la Academia Nacional del Tango.