CREADORES MENCIONADOS EN ESTE ARTÍCULO
Por
Jorge Porres

Crónica de una cena muy esperada

ensaciones nuevas en este festejo por los doce años de Todo Tango y los diez de La Mesa del Café.

Al ingresar me pareció como que me transportaban aquellos que estaban ahí, que el Boa y José Pedro estaban en la puerta, seguro que era así. Casi nos llevamos la mesa por delante donde estaba el recaudador, o sea Ricardo García Blaya junto a Martita Rossi, otra para llevársela, un amor. Me puso una tarjeta y me dijo una gamba tacuaren ($ 140) sí, me dijo, y no te hagás el piola tapando a María Victoria que no es tan chiquita.



Entramos y me impresionó la cantidad de gente, cómo saber quién era quién, yo besaba a todos, una señora me dijo, por favor señor, no pase más, ya me besó tres veces, el marido me miró, creí que me comía la primera piña de la noche, en otra me salvó María Victoria, me tironeó y me dijo, es un mozo, ¡abombado! y así íbamos buscando donde sentarnos.



A Coco le habían reservado tres sillas, cómo es esto…¿porqué tres sillas? Por las dudas me dijo Abel Palermo, no sea cosa que vuelque éste otra vez, y lo dejamos ahí…Por fin nos sentamos, una mesa de locos, así como suena.



Hasta ese momento de morfi nada, solamente selectas grabaciones. A Néstor Pinsón y Palermo los teníamos de vigías, al fin llegó una bandeja de picada, no tuvimos suerte, los del otro lado fueron más rápido, Rolón se tiró en palomita, lo único que se pudo ver es que las aceitunas se las metió en el bolsillo, lo otro se lo morfó.



¡Ahora sí, nos tocó a nosotros!, Palermo y Pinsón le entraron con todo y le convidaban a María Victoria, mientras tanto Ricardo nos decía de qué cosecha era el tinto, yo, invicto. En la mesa de al lado (folklore), Gra (unicabettyboop) explicaba las ventajas de usar poncho, hace tres abriles que lo está haciendo y espera el próximo invierno terminarlo, mi prima se lo pidió para andar de afano en Wall Mart, ahora también es mechera.



Detrás el Dr. Tango midiendo el lugar para ver donde ponía la Sans Souci en la próxima reunión y encontró la solución, según él, va a colgar dos bandoneones del techo, va a decir que son dos jamones, yo creo que la gente se va a avivar…Del otro lado Edu Dancy y su pareja, ella sacaba fotos y él fotografiaba a todas las minas, y en este rincón el señor Améndola que todavía no sabe de qué color son los taxis, se los afanaban a todos, merecería un reconocimiento este muchacho.



De repente, Jorge Dobalo, cantor que me gusta, él lo sabe… no cantó, no acertaba una yo. Volví porque llegaban las empanadas, le digo a Ricardo Fork y a Carlos Bottini hagan hablar a Rolón si no terminamos en Mc Donald, digan que parece que Mele está a dieta, de lo contrario el duelo iba a ser con Rolón. En el reparto de empanadas bien nosotros, los de este lado, de la otra parte se terminaron, para qué, Horacio empezó a mangar y a rasguñar la mesa, tuvimos que darle dos con una botella de tinto.



Ahora el show, dos guitarras de novela, mientras llegaron los canelones y subió Nora Roca, ¡grande, Rodolfo! se aprovechó del momento y le afanó un canelón a Palermo, menos mal que no se avivó, si no teníamos un kilombo.



Después la María José Mentana, pasen y vean, Pinsón preguntó: «¿También canta esta mina?», y me dijo: «Sabés qué pasa, necesito una enfermera.», nadie le creyó. Frente nuestro la familia Fresedo, de la emoción tiraron todo de la mesa, les quedó un salero… Luego Miguel Recuerdo y Tere, amigos, qué más, Miguel que se ocupa de radio, colecciona y ahora afana taxis.



Volví a la mesa, llegaba el postre, helado o ensalada de fruta, yo distraído, me pareció que Fork me afanaba, se relamía y me decía, la próxima en casa y si te gusta la ensalada de fruta te la hago en la bañadera, yo no pegaba una, pero veía el chamuyo, la amistad que se iba apropiando de todos y quise guardar postales de ese momento.

¡Qué noche! Agradecido con el alma, hemos sumado, ¡no es poco! Desde hace diez años que camino Todo Tango, no esperaba estos momentos.



Salimos, Fernando de Boulogne nos pregunta: «¿Los llevo?». «Vamos», decimos. En el camino me pregunta si tengo el celular, busco, acá está digo, y me dice: «Lo que sacaste es una empanada». Gracias, una tenía que acertar.

¡Abrazos para todos esperando la revancha!

Nota de la dirección: Es importante destacar, que en este duodécimo aniversario de Todo Tango, Mario Bosco —nuestro Coco del Abasto—, Aníbal Fernández y Jorge Porres (El Apóstol), recibieron un sencillo pero sentido presente en reconocimiento a su participación en La Mesa del Café, desde los principios de su creación hace diez años.