Una vez

Tango 1946

Una vez fue su amor que llamó
y después sobre el abismo rodó,
la que amé más que a mi mismo fue.
Luz de su mirada, siempre, siempre helada.
Sabor de sinsabor, mi amor,
amor que no era nada.
Pequeñez de su burla mordaz,
una vez, sólo en la vida, una vez.

Pudo llamarse Renée
o acaso fuera Manón,
ya no me importa quien fue,
Manón o Renée, si la olvidé...
Muchas llegaron a mí,
pero pasaron igual,
un mal querer me hizo así,
gané en el perder, ya no creí.

Luz lejana y mansa
que ya no me alcanza.
Mi voz gritó ayer,
hoy, amor, sin esperanza.
Una vez, fue su espina tenaz
una vez, sólo en la vida, una vez.

Tango
Canta Pedro Dátila / Orquesta Osmar Maderna
Oct 31 1946 Buenos Aires RCA-Victor 60-1105
Tango
Canta Alberto Morán / Orquesta Osvaldo Pugliese
Nov 8 1946 Buenos Aires Odeon 7687 15943