Haidé Daiban

Nombre real: Arjitte de Daiban, Ilda Haidé
Poeta, letrista y escritora
(14 abril 1941 - )
Lugar de nacimiento:
Buenos Aires Argentina
Por
Ricardo García Blaya

sta interesante autora de tangos desliza su pluma entre historias simples, aunque a veces legendarias, que indagan la condición humana y el destino de los personajes. También, recurre a cuentos de la vida cotidiana mezclados con los recuerdos de juventud.

Su tango “La polaquita”, denota un cierto fatalismo que puede confundirnos y hacernos pensar en resignación, pero en realidad, es la forma de describir con profundidad, un drama de vida, una tragedia, ya tratada con diversa suerte en la extensa letrística del género. Dos buenos ejemplos lo constituyen “Madame Ivonne” y “Galleguita”, dos clásicos que conviven con otros de inferior calidad.

Llego en un barco un crudo invierno,
ciudad brillante la recibió
y fue masilla entre los dedos
de un lapidario y cruel macró.

(“La polaquita”, música de Tito Ferrari)

También, dentro de estas historias están las que describen pinturas muy porteñas, donde el habitué y el café —con sus vínculos indisolubles—, las calles, la tienda, los patios, los vecinos, la calesita, son imágenes que nos transportan a un Buenos Aires hoy lejano; tal como lo expresan sus tangos “Platea” y “Lugares”. El clima en estas letras, es menos dramático y más nostálgico.

Las calles en el barrio silencioso
reclaman la presencia de un Don Juan,
que en simple camiseta se instalaba
el paso de la vida a contemplar.

(“Lugares”, música de Pascual Mamone)

Siempre el bar, un café, mesa y vidriera,
compañía de un pobre soñador,
agarrado al asa de una taza,
como en brazos del amor.

(“Platea”, música de Mamone)

En “Estamos”, parecería que la poeta transitara los vericuetos de las pasiones humanas en un encuentro entre dos aparentes amantes, donde se soslayan las dificultades de una vieja relación. Pero no es así, según me comentó, se trata sencillamente, de una charla entre amigos entrañables. Más aún, me dijo que la escribió para el Día del Amigo.

Estamos vos y yo, amigo mío,
estamos frente a frente, cara a cara,
hablando de cosas muy sutiles,
hablando pequeñeces, casi nada.

(“Estamos”, música de Liliana Vinelli)

Pero seríamos injustos, si no comentáramos su canto de medida esperanza en “Hay lugar”, donde si bien reconoce un punto de partida árido, se complace con la suerte de vivir y apostar al amor.

Hay lugar para todos, che pebete.
Hay lugar si es que quieren divagar.
Hay lugar, te digo, pa’ la bronca,
el ensueño y el amor.


Y más adelante, propone:

Nos perdemos la ocasión de estar en paz,
estaqueados, al acecho, al devenir.
No sabemos vos y yo, nuestro destino,
que es un juego esta suerte de vivir.

(“Hay lugar”, música de Pascual Mamone)

Escribió libros y fue incluida en varias antologías. Fue alumna de la escritora Syria Poletti con quien editó Cuentos desde el taller. De su obra literaria se destacan: El rabdomante y otros cuentos. —que fuera supervisado para su edición por Isidoro Blaisten—, Historias de muchos y cuentos con sabores. Asimismo, publicó poesía: Plegarias del siglo XX, Con el tiempo a cuestas y Los indicios.

Junto con Lucila Févola, fue cofundadora de la Revista Literaria Tamaño oficio, con la que colabora desde hace 25 años.

Intervino en dos Festivales de Tango en Buenos Aires, invitada a leer en los Cafés Notables de la ciudad, entre ellos: la Confitería Ideal, Café Tortoni, Los 36 Billares, El Gato negro y el Café de García.

Es común verla en mesas redondas o presentando libros de sus colegas, como jurado en certámenes literarios, dando conferencias o colaborando en diarios y revistas literarias.

Editó dos discos compactos, ambos junto al maestro Pascual Mamone y su orquesta: Vos y yo, con las voces de Luis Linares y Choly Cordero y, Noche con duendes, con los cantores María Viviana y Reynaldo Martín.

Sus tangos están en los repertorios de muchos intérpretes: Mabel Marcel, Gabriela Novaro, Silvana Gregori, Luis Linares, Choly Cordero, Reynaldo Martín, María Viviana y Roberto Chalean, entre otros.

Participó en la comisión directiva de Letrango (Asociación de nuevos Letristas de Tango). También, en las comisiones de cultura del Colegio Farmacéutico de Capital y de La Sociedad Hebraica Argentina. Además, Haidé es farmaceútica y docente.

Esta poeta del tango, galardonada con la Orden del Abanico como mujer destacada del barrio de Boedo, obtuvo además, premios en diferentes certámenes, por sus ensayos, poemas y cuentos.

Su extensa y rica trayectoria, pero sobre todo su obra tanguera, nos obligan a este breve pero sincero reconocimiento en Todo Tango.