Algunas anécdotas

eugenio zerba 29 26/3/2012 23:26:13
Soy Eugenio Zerba III. Mi abuelo, Eugenio Zerba I, era bandoneonista. Tocaba de oìdo (nunca estudió música) y sin embargo era uno de los más buscados afinadores de aquella época. Contaba mi tío Federico (falleció hace tres años) que en la casa "chorizo" de mi abuelo se armaban, a la nochecita, animadas tertulias tangueras, baile incluido. En un par de ocasiones concurrió nada más ni nada menos que El Máximo. Mi tío, que era un pendejo, quedó hipnotizado de por vida con la magia del Zorzal. Años después fue, por un tiempo, su chofer. En algunas ocaciones, al subir al coche, le decía: "pibe: ya sabés a donde vamos", guiño mediante. Sin más explicaciones, mi tío lo llevaba a la calle Directorio (no recuerdo la altura) Al bajarse, Carlitos le decía "teneme paciencia pibe" A las horas aparecía en la puerta la silueta del Morocho, acompañado por una dama muy bien conformada. Un beso y volvía al coche. "Gracias pibe, sos mejor que algunos de mis amigos" Carlitos no era tonto y sabía que muchos se le arrimaban para sacarle el jugo. Mi tío embolsaba un platal para la época. Recuerdos de familia. saludos
Visto 327 veces Responder
Ricardo García Blaya 1158 27/3/2012 11:27:04
Eugenio, muy linda anécdota, si tenes algunas otras de ese calibre, sería interesante hacer una crónica para publicar en la sección Carlos Gardel de Todo Tango. Abrazo.
eugenio zerba 29 27/3/2012 19:17:50
Estimado Ricardo. Debo tener, en el caótico laberinto de mi biblioteca, escritos sueltos que de vez en cuando "ligaba" de mi Federico Lorenzo Zerba. En ellos hay varias anécdotas que trataré de desempolvar. Un abrazo.

Responder

Debe ingresar al sistema o registrarse para poder responder: Ingresar / Registrarse